Assessors Immobiliaris Setclaus
935 409 090 / 935 408 423
https://www.setclaus.com
 

CABRERA DE MAR. Preciosa masía del 1900 lista para entrar a vivir.

Ref: 8413
Chalet Independiente
609 m2 construidos.
609 m2 útiles.
10.000 m2 de jardín.
1.283 m2 de parcela.
Impecable
Venta: 1.670.000 €
Habitaciones. . . . 8
Baños. . . . 9
Zonas comunes. . . .
Calefacción: Gas Natural
Piscina privada. . . .
Cocina amueblada. . . .
Calf. Energ: Pendiente certificar

Finca con tres viviendas en venta en Cabrera De Mar, 10.000m parcela, Piscina y huerto, zona bosque, lago, depósitos de recogida de agua.


Descripción

Can Gregori es una impresionante masía del año 1900 situada en Cabrera de Mar.

La parcela cuenta con 3 viviendas independientes: la masía principal, la casa de invitados y la casa de servicio. Además, el terreno se divide en diferentes zonas que conforman 10000m2 de espacio natural.

Por un lado, la entrada principal con un porche donde poder aparcar 4 vehículos, justo al lado de la casa de invitados. La masía principal, es el centro de un impresionante jardín de césped verde, plantas y flores con vistas al mar. Goza de una preciosa piscina y un pequeño río, así como de trastero, huerto, invernadero, barbacoa y una zona de lavandería exterior con 3 depósitos de recogida de agua de lluvia de 90.000L. Toda la finca está rodeada por un hermoso bosque mediterráneo.

Accedemos a la casa principal por su elegante porche de arcos blancos, donde encontramos una antigua repisa de cerámica. Descubrimos al entrar a la casa, un impresionante recibidor con altos techos, desde el cual podemos ver las escaleras que llevan al piso superior, con una lámpara de hierro forjado presidiendo la estancia. Una puerta de madera y vidrio conduce a la sala de estar principal, que dispone de un gran ventanal luminoso con vistas al jardín y al mar. En la misma sala de hay un pequeño rincón con bancos decorados y cerámicas pintadas, así como una acogedora chimenea. A través de una discreta puerta de madera situada en la misma sala de estar, accedemos a la zona de cocina, que se divide en dos partes: la entrada se caracteriza por tener unas repisas de mármol blanco con armarios de madera situados debajo, así como una fuente de pared de época. A su derecha, encontramos la zona de fogones y lavadero con una preciosa pared con dos armarios empotrados decorados, así como grandes ventanales que dan luminosidad a la estancia. Cruzando la sala de estar, accedemos a un comedor anexo y a una pequeña biblioteca muy acogedora, con techo de vuelta catalana vista.

En la planta superior encontramos una amplia zona con suelos de parqué y chimenea, con dos habitaciones: una impresionante habitación doble con vistas al mar y un baño completo al que se accede a través de un gran armario empotrado verde con dibujos pintados a mano. La segunda habitación es una amplia estancia con tocador y armarios empotrados en tonos ocre, capacidad para dos camas y un segundo baño completo.

Si nos dirigimos al ala este a través de un pequeño pasillo, encontramos otra habitación doble con grandes ventanales y viga vista, así como un tercer baño completo.

Desde la residencia principal, a través de un pequeño puente exterior con vistas al jardín, accedemos a la casa del servicio completamente reformada. A la derecha, encontramos una pequeña zona de estudio con baño completo. A la izquierda, tenemos la impresionante habitación principal con grandes ventanales y vistas al jardín. El comedor es una zona diáfana con cocina abierta equipada, una chimenea y la puerta de acceso principal que comunica con un bonito patio trasero.

La casa de invitados, con su impresionante puerta de entrada en forma de vuelta, se sitúa en la entrada de la parcela, justo detrás del porche. El recibidor comunica con una amplia sala de estar, que destaca por su chimenea, y una repisa de vivos azulejos pintados a mano. Desde la sala de estar, accedemos a dos habitaciones dobles exteriores y un baño. En el ala oeste de la casa, accedemos a una gran suite y su baño, con una bañera que da a un gran ventanal, iluminando la estancia.

Todas las residencias están acabadas con cerámicas y azulejos con diseños originales, pintados a mano, y rematadas con materiales de gran calidad. Una villa atemporal, perfecta para vivir en un paraje idílico cerca del mar y las principales ciudades de la costa.

La finca dispone de licencia turística, permitiendo desarrollar actividades hoteleras o de restauración.